26 abril 2009

Simetrías


Hoy me desperté con un discreto dolor en los omóplatos
un dolor de brote germinal empujando la carne
justo en el nacimiento de las alas
justo donde les brotan las alas a los ángeles.
Empuñando mi tristeza con la mano derecha
y el cepillo de dientes con la mano izquierda
me dispuse a batirme en retirada
después de descartar batirme en duelo
con la otra de ojos florecidos,
pues ya dolía bastante el suelo
sembrado de diamantes semillas lágrimas
y migas de pan para los pájaros de la mañana.
Miré mis manos, racimos de dedos
y cuencos vacíos o llenos de promesas
y me asomé de nuevo al espejo flor que permanecía
redondo y oscuro como un pozo.
Esperaba ver tu mirada
vigilándome serenamente
cuidándome desde algún espacio intermedio
Pero únicamente encontré
la doble soledad paralela de mis ojos
y una pluma de ganso que caía
desde la altura infinita donde se congela el aliento
Allá donde vuelan los ángeles
Agité un poco alas, para acomodar las plumas
e inserté la de ganso entre las mías
como se introduce una flecha en el carcaj
y todo estuvo cumplido
El sol y la luna se miraban de frente
afuera cantaba el mirlo
y ya nada carecía de sentido.

Flores rojas sobre un fondo azul


A veces me siento así en mi interior
flores rojas sobre un fondo azul.
Eso y el viento.


21 abril 2009

Blues


Tú siempre quisiste ser
Bogart desapareciendo entre la niebla
sin cuentas pendientes
y con el sombrero calado hasta las cejas.

A mí siempre me gustaron
las mujeres sin nada mas que perder
con grandes ojeras azules
bajo enormes ojos de mirada turbia.

La banda sonora de nuestra vida fluía
oscura, sensual, infinitamente melancólica
como un saxofón en la noche
como la sirena de un barco que se marcha
como la voz de tomwaits retumbando
en callejones que no van
a ninguna parte.

No comprendimos entonces
la inmensa soledad de Bogart sin sombrero
ni que las niñas duras siempre esconden
un corazón destrozado.

No comprendimos que así
no sería posible encontrarnos sino tan solo
pintar la tristeza de azul
como un blues,
como las ojeras de quien siempre pierde
como la vida entera sin mirarnos
Como desvanecernos entre la niebla.


20 abril 2009

Barriendo la paja

Tal vez no haya dolor cuando se rompa el armazón que protege la mente y desaparezca el miedo a la fragilidad.

Tal vez cuando ya no haya temor quede tan sólo un sonido como de viento barriendo la paja. Hermoso y conmovedor.

16 abril 2009

Devoraciones


A veces amo con hambre. Y eso no es.

. . .

I
Extendió los manteles
de su avidez sobre mi mesa

muerta y en nombre de su grande

indestructible amor

fue destruyéndome

mientras contrito yo de mí lloraba

un llanto tenue, azul y solitario

bajo la sombra oscura

de ningún otro amor.


II

Él te devora a ti, tú

me devoras, yo

te devoraríame a vosotros mientras

un muerto inacabable nos devora
que abre feliz autófagas sus fauces.

III
Y cuidadosamente puso
sobre la flor sin fin de mi cadáver
su inalterable luz
oh muerte,
dónde está tu victoria.


Jose Angel Valente.
Tres devoraciones (de Material Memoria).